Código de Ética

de nuestra organización

Introducción

El Rol del Coach Profesional, debe respetar al cliente. Es necesario brindar un servicio que resulte de ayuda y beneficio. Por lo tanto, los Coaches están preparados para resolver toda duda del cliente o Coachee; está entrenado para ser un mentor, una compañía a los pensamientos del cliente.

La práctica de Coaching nace de la búsqueda del profesional que quiere mejorar sus capacidades y aprender nuevas herramientas para la superación personal o empresarial, mediante instituciones que avalen su experiencia y aptitudes.

La labor del Coach es la de incorporar sus conocimientos para ser un facilitador, alguien en quien atribuir confianza a la hora de presentar dudas. Pero también es un oficio donde es necesario mantener control y progreso del cliente, de forma tal que la persona reciba un tratamiento de calidad. No hay progreso sin logros, y no hay resultados sin datos que lo respalden.

El Código de Ética de UCA permite marcar estándares que todo Coach debe mantener, de modo que el cliente obtenga el mayor beneficio. Es por esto, que resulta de gran importancia proceder a señalar los cuatro principios básicos que presenta:

1- Valores y estándares del Coach, por el bienestar del cliente y la confidencialidad de los temas abordados como la información personal.

2- Límites y reglas para diferentes escenarios del proceso del Coaching.

3- Responder toda incógnita que el Coach pueda llegar a tener, sobre ética, moral y comportamiento.

4- El Coach debe estar de acuerdo con lo planteado por el Código de Ética

La razón del Código de Ética es sostener un perfil profesional, con base en el compromiso y responsabilidad del Coach a la hora de ejercer, reconociendo valores humanos como el respeto, la integridad y la conducta.

 

Principios 

Consideraciones del Código de Ética: 

  • El Código de Ética es aceptado con el fin de concretar lazos de unidad, respeto. Su funcionalidad es limitar y restringir de modo común entre las partes, para el logro coherente de los objetivos tanto del cliente como de la institución.
  • Todo miembro de la UCA reconoce el Código de Ética y acepta las normas y leyes, que vienen sujetas a él. Por ende, es primordial su relevancia para el logro de estándares mínimos del profesional, de manera lógica y moral.
  • El Coach debe respetar el Código de Ética, de forma que sus actos, discursos y pensamientos, respondan de manera correcta.
  • Para su constante relevancia, se debe realizar una revisión del Código de Ética a cada Coach que emprende su rol, de modo tal que siempre esté actualizada la información y el cliente obtenga una preparación exitosa
  • Toda información de la UCA está regida bajo estrictos derechos de autor. Un Coach NO puede reproducir ni ofrecer a terceros los materiales, bibliografías y conocimientos recibidos.
  • El servicio otorgado, debe ser orientado hacia el mayor beneficio del cliente. El Coach posee la capacidad de ofrecer la mejor atención, íntegra y profesional, tanto hacia sus clientes como con sus pares de la disciplina.

Competencias del Coach 

  • La persona que ofrece sus servicios de Coaching, no debe ofrecer algo fuera de sus conocimientos y de lo aprendido, en la disciplina.
  • Un Coach debe recurrir a la constante búsqueda del conocimiento, al desarrollo de nuevas habilidades y saberes, para brindar un servicio distinguido.
  • Se recomienda a los Coaches estar actualizados en cuanto a competencias tecnológicas, como el manejo de herramientas informáticas, uso del lenguaje correcto y normas comunicacionales. La coherencia, gramática y ortografía son fundamentales para el Coaching.
  • Todo Coach debe estar preparado para conversar y manejar un lenguaje que sea entendible para el Coachee, grupo o institución.

Conducta

  • Al momento de ofrecer su servicio, el Coach debe respetar los derechos de los demás, sin recurrir a la violencia, acoso o ningún trato que perjudique la integridad del cliente.
  • La discriminación y el racismo no son tolerados bajo ninguna circunstancia.
  • El Coach debe mantener estándares profesionales con el cliente, antes durante y luego de la sesión. Todo comportamiento extracurricular que pueda afectar al cliente es inaceptable.
  • Ante cualquier adversidad personal o conflicto del Coach, el profesional deberá avisar sobre sus problemas a la institución y al cliente, para evitar dificultades en su rol de Coach.
  • Es importante prestar atención a los problemas que presente el cliente y si llega a ser necesario, el Coach debe recurrir a otro profesional, ya sea médico, psicólogo, consejero, etc.

 

Medición del progreso

  • Cada Coach deberá manejar de manera personal, el rendimiento del cliente durante las sesiones ofrecidas. Dependiendo del progreso deberá recurrir a nuevas estrategias o mantener el método que más funcione.

Conflictos e Intereses.

  • El Coach debe saber reconocer si el servicio a ofrecer, le genera un beneficio o un riesgo.
  • Los Coaches no discute con el cliente. Acompañan con base en el Código de Ética.
  • El profesional del Coaching fija sus límites presupuestarios. Si la remuneración no se acomoda a sus intereses, es libre de decidir si aceptar o no.
  • Los Coaches no explotan al cliente, ni a otros Coaches.

Servicios externos al Coaching

  • Si es necesario, el Coach puede solicitar apoyo de otro profesional, para ofrecer un servicio adecuado.
  • Al momento de recurrir a terceros, para la atención del cliente, el Coach debe explicar a la persona las razones de esa decisión y debe respetar las opiniones y objeciones que el cliente pueda comentar. El Coach define su rol y su servicio, y toda información del cliente es confidencial.
  • Es posible la cooperación y asistencia del Coach, si la situación lo demanda. El Coach puede delegar a otros alguna tarea que necesite ser realizada. Desde un entrenamiento y supervisión, la persona elegida podrá desempeñar un servicio correcto, responsable y ético.
  • La UCA recomienda la documentación y archivo de los trabajos realizados, la información obtenida y los progresos alcanzados.

Honorarios y finanzas

  • Es necesario llegar a un acuerdo sobre facturación y valores del servicio, antes de comenzar el proceso.
  • Debe haber un equilibrio de intereses económicos entre el Coach y el cliente. De modo tal que se evite la explotación y la sobrevaloración. Los coaches no explotan a los receptores de los servicios o pagador con relación a los honorarios, ni los coaches deformarán sus honorarios.
  • Es importante como profesional, saber observar los límites financieros del cliente. Si la persona no puede llegar a cubrir el presupuesto, es necesario conversarlo.
  • El acuerdo reconoce variables de cobro dependiendo de la situación. El medio de cobro se debe acomodar para ambas personas involucradas.
  • Todo procedimiento económico debe ser informado por las partes.
  • Los procedimientos se explicarán antes de la primera sesión de Coaching abonada con el cliente.

Publicaciones y publicidad

    • El Coach posee el derecho a ofrecer públicamente sus servicios mediante herramientas de Marketing y publicidad.
    • Todo Coach debe estar consciente que, al momento de publicar su servicio, habrá opiniones ajenas o de clientes anteriores. Por eso, se recomienda el cumplimiento del Código de Ética para que esos comentarios sean favorables.
    • Ningún Coach puede difamar las declaraciones del cliente, ni mentir u ocultar declaraciones.

Recomendaciones

  • Desde su crítica y observación, el Coach debe estar preparado para discutir y conversar temas importantes, en el momento que sea pertinente.
  • Es fundamental para todo Coach, dar el máximo de sus capacidades para responder las consultas y preocupaciones del cliente. Esto puede ser personalmente, mediante redes sociales, llamadas o texto.
  • Si el Coach lo desea, posee el derecho de entrar en una relación de coaching con un cliente que está recibiendo tratamiento de salud mental.
  • No involucrarse sexualmente con los clientes.
  • Fuera de las cualidades del Coach, no siempre tendrá disponibilidad para atender nuevos clientes. En estos casos, recomendar a otros Coaches, que estén habilitados y capacitados para hacer la tarea.
  • El propósito del Coaching es acompañar al cliente, hasta que sea claro que no quedan escalones por subir. Si ya no hay beneficio, acordar un cierre de servicios.
  • Ofrecer de manera constante un medio para generar el feedback del cliente. Esto puede llevar a la apertura a nuevos conflictos a resolver o recomendaciones a tomar.

Privacidad 

  • Los Coaches deben respetar por la privacidad del cliente. Toda información recibida debe ser estrictamente manejada entre el Coach y su cliente.
  • Al principio de la relación profesional, hay que analizar junto al cliente (y/o sus familiares o personas cercanas), la confidencialidad de los temas tratados.
  • Es necesaria la cautela al momento de recibir información del cliente. Solo desde la disposición del cliente, no se mantendrá privada toda palabra comunicada con el Coach.
  • Algunas de las circunstancias en las que el Coach comparte la información del cliente, es con propósitos profesionales, como con expertos de otros campos, como la psicología o la medicina.
  • El uso de medios de comunicación queda a disposición de la autorización del cliente.
  • El nombre del cliente siempre es confidencial.
  • Si el procedimiento del Coaching llega a su fin, por diferentes decisiones o circunstancias, se mantendrá la confidencialidad del cliente. Ya sea por fallecimiento, falta de presupuesto o el simple cierre del proceso.
  • El cliente puede solicitar un informe por parte del Coach, de lo trabajado durante las sesiones. Se recomienda mantener un registro permanente, en caso de que suceda.
  • Los Coaches pueden revelar cierta información confidencial, cuando es requerida por la ley o si la información del cliente pone en riesgo su bienestar.

 

Preparación del futuro Profesional de Coaching

Entrenamiento: Armando el Programa

  • Al momento de fomentar a otras personas, los coaches mentores siempre dan el mayor esfuerzo para asegurar una adecuada formación y que los objetivos estén centrados en brindar nuevas capacidades al futuro profesional.
  • Los programas de Coaching deben preparar al entrenado, sin engaños ni fraudes.
  • Es fundamental que tanto el Coach formador como sus aprendices, sean conscientes del Código de Ética, sus normas, libertades y reglas.
  • Los participantes reconocen sus limitaciones y experiencias, para tomar decisiones o entrenar a otro Coach. Cuando no se sienten con la formación adecuada de preparar a alguien más en un área o técnica específica, recurrirá a otra persona que pueda cumplir con el entrenamiento.

 

Desarrollo de proyectos, tesinas y trabajos de investigación de Coaching

  • La persona que se reconoce capaz de realizar un una investigación o proyectos de campo, deben mantener un plan, con base comprobable y estándares de calidad.
  • El Coach que realiza proyectos de investigación, debe estar preparado y poseer los conocimientos adecuados.
  • Se recomienda la asistencia de otros profesionales, científicos y expertos en el tema a desarrollar.
  • Es necesario que el proyecto sea aprobado por entidades superiores al Coach, en el caso de la UCA, aquel/aquella persona responsable del sitio donde se lleva a cabo.
  • En caso de haber varios participantes, se debe firmar un consentimiento en el proyecto, que los identifique como tal. Si son ofrecidos incentivos a los participantes, dichos incentivos no deberán ser excesivos o inapropiados.
  • No se permite la falsificación o plagio del proceso, ni de los resultados.
  • Al momento de su publicación, el texto debe estar disponible para futuras modificaciones o actualizaciones, en caso de ser necesarias.
  • Al momento de recurrir a terceros, para el desarrollo del proyecto, es obligatorio citar las fuentes de las cuales surgió la información.

 

En tanto las partes acuerdan el reconocimiento de los valores desarrollados por el presente Código de Ética. Desde principio a fin los integrantes de la UCA y los futuros Coaches deben respetarlo, con el deseo de concretar lazos superiores con las personas y ofrecer un servicio, respetando los valores sociales, fundamentales para la profesión de Coaching.